Agenda 2030 y los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS): Oportunidad para evaluar el PED-Colima, 2016-2021

(III-parte)
En memoria al Mtro. Salvador Olvera Cruz (+)
Enrique Álvarez Navarro
SALUD Y BIENESTAR

Para lograr el desarrollo sostenible es fundamental garantizar una vida saludable y promover el bienestar para todos a cualquier edad. Se han obtenido grandes progresos en relación con el aumento de vida de la esperanza de vida y la reducción de algunas de las causas de muerte más comunes relacionadas con la mortalidad infantil y materna. Se han logrado grandes avances en cuanto al aumento del acceso al agua limpia y el saneamiento, la reducción de la malaria, la tuberculosis, la poliomielitis y la propagación del VIH/SIDA. Sin embargo se necesitan muchas más iniciativas para erradicar por completo una amplia gama de enfermedades y hacer frente a numerosas y variadas cuestiones persistentes y emergentes relativas a la salud.

Reducir la mortalidad materno-infantil sigue siendo un reto central en la Agenda 2030. Pero este objetivo es mucho más amplio y contempla la necesidad de lograr la cobertura sanitaria universal, acceso a servicios de salud y sexual y reproductiva, así como vacunas y medicamentos “de calidad y asequibles”.

En el terreno de la lucha contra las enfermedades fija el “fin” de las epidemias del SIDA, la tuberculosis, la malaria y las enfermedades tropicales desatendidas en 2030, además de reducir las muertes prematuras por dolencias no transmisibles.

En el Estado de Colima entre los problemas más relevantes del sector salud se pueden señalar, entre otros, los siguientes: incremento en la incidencia de enfermedades en los municipios con mayor densidad de población (Manzanillo, Colima, Tecomán y Villa de Álvarez, principalmente); presencia de nuevas enfermedades y cambios en el comportamiento epidemiológico de otras; elevada proporción de personas expuestas a riesgos sanitarios (aumento del consumo de sustancias legales e ilegales que son nocivas para la salud); baja calidad en la prestación de servicios de salud; insuficiente inversión en capital humano; insuficiente generación de recursos humanos y campos clínicos; insuficientes campañas de prevención de enfermedades; escasa investigación clínica y sistemas de salud, e inefectiva coordinación de las autoridades intra e interintersectoriales en el Gobierno del Estado.

Por lo que corresponde a las enfermedades transmisibles, destacan las transmitidas por vector como dengue, chinkungunia y zika que, por su epidemiología ubican a Colima en el primer lugar de incidencia de dengue al registrarse 162.55 casos por cada 100 mil habitantes. (Programa Sectorial de Salud, 2016-2021 de Gobierno del Estado de Colima)

En México, datos de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes (ENCODE) 2014, muestran que el consumo de estupefacientes en los hombres es el principal factor de riesgo para enfermar y morir prematuramente. En mujeres ocupa el sexto lugar. El inicio del alcoholismo en nuestro país empieza a los 10 años, a veces antes. 6 millones de adolescentes han probado el alcohol. La misma fuente indica que, en Colima, niños de quinto y sexto año de primaria informan haber consumido alcohol alguna vez en la vida, lo que representa el 0.8 por ciento de la población de infantes entre 10 a 12 años de edad.

FUENTE: ONU, Consejo Económico y Social (ECOSOC),“Informe del Grupo Interinstitucional y de Expertos sobre los Indicadores de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS)”./ Elaboración Enrique Álvarez Navarro, “Propuesta Ciudadana a la Comisión para el Cumplimiento de la Agenda 2030 de la (CONAGO).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *