Catedral Primada de México celebrará su fiesta patronal por la Asunción de la Virgen

CIUDAD DE MÉXICO, 14 Ago. 17 / 11:42 am (ACI).- Este martes 15 de agosto, la Catedral Metropolitana de México celebra su fiesta patronal, al estar consagrada a la Asunción de la Virgen María.

Por esa razón, el Cardenal Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México celebrará la Santa Misa al mediodía, mientras que el Cabildo Metropolitano rezará las laudes –la oración que reza la Iglesia por la mañana– a las 9:00 a.m.

El Padre Julián López Amozurrutia, Canónico Teólogo de la Catedral de México, considera que “la fiesta patronal de la Catedral es una invitación a toda la Arquidiócesis Primada de México a reconocerse en su iglesia madre, el reconocer que la identidad de nuestra diócesis hace referencia a una historia y a un lugar que ha sido consagrado como Catedral”.

“La celebración de las fiestas patronales de la catedral es una oportunidad de renovar nuestro sentido de pertenencia a la Arquidiócesis de México y a participar en ella y en sus programas pastorales y en el momento histórico que está viviendo”, dijo.

Como parte de las celebraciones se realizaron tres conciertos con los órganos monumentales de la Catedral.

La historia de la Catedral Primada de México se remonta a 1521, tras la caída de Tenochtitlán, cuando Hernán Cortés mandó construir una Iglesia Mayor ya que todavía no había un obispo para Ciudad de México.

Este templo fue insuficiente en pocos años y amenazaba con derrumbarse, de modo que fue demolido en 1552, durante el gobierno de Felipe II, para construir una catedral.

Fue en esta Iglesia Mayor donde celebró Fray Juan de Zumárraga como Obispo electo y posteriormente confirmado, en tiempos de Carlos V y del Papa Clemente VIII, según la bula del 9 de septiembre de 1534.

El Papa Pablo III, en 1547, le dio el rango de Metropolitana y la dedicación de este templo tuvo lugar en 1657.

La construcción de la nueva catedral exigió una larga planeación y comenzó a edificarse en 1571, cuando el virrey Martín Enríquez de Almansa y el Arzobispo Pedro Moya de Contreras colocaron la primera piedra.

La construcción de la catedral involucró a varios reyes españoles: Felipe II, Felipe III, Felipe IV y Carlos II. La Catedral fue terminada Manuel Tolsá en 1813.

Fuente: aciprensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *