¿Por qué debemos alzar la voz ante el maltrato animal?

¿Por qué debemos alzar la voz ante el maltrato animal?

28 febrero, 2018.- Muchos animales alrededor del mundo son víctimas de maltrato, abandono y crueldad. Su falta de voz nos insta a defender sus derechos y denunciar estas conductas ante la justicia.

Para comprender por qué los animales son seres que sienten, primero debemos conocer el concepto de bienestar animal. El mismo hace referencia a la calidad de vida que ellos experimentan; ¿viven en un entorno limpio y saludable donde poder desarrollar su comportamiento natural?, ¿es buena su salud?, ¿sus condiciones físicas y mentales son adecuadas o atraviesan situaciones de maltrato?

Según el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE, se define como “el modo en que un animal afronta las condiciones en las que vive”. Este concepto está relacionado con las cinco libertades, publicadas en 1965, para describir el derecho al bienestar que tienen los animales que se encuentran bajo el control del ser humano.

Entonces, para que un animal viva en condiciones adecuadas, tiene que estar:

Libre de hambre, sed y desnutrición.
Libre de miedos y angustias.
Libre de incomodidades físicas o térmicas.
Libre de dolor, lesiones o enfermedades.
Libre para expresar las pautas propias de comportamiento.
Hoy se ha incorporado la importancia de que experimenten emociones positivas, pues se ha comprobado que los animales son seres con sentimientos, de modo que para que vivan en bienestar, tienen que estar exentos del miedo, estrés o sufrimiento psicológico.

La realidad a la que nos enfrentamos

A pesar de la importancia de estos conceptos, los hechos no siempre respaldan las palabras.

Es muy probable que tengamos algún conocido que haya presenciado o escuchado alguna situación de maltrato animal o incluso pudimos haber sido nosotros quienes vimos algún acontecimiento de este tipo.

En respuesta a ello, muchos pueden pensar: “¿para qué hacer la denuncia si las instituciones no harán nada?” o “no sé cómo proceder, mejor lo dejo pasar”. Sin embargo, es importante que no silenciemos nuestra voz. Los animales nos necesitan porque no pueden reclamar por sus derechos, pero nosotros sí podemos hacerlo por ellos.

Puede que las instituciones a cargo de tomar las denuncias y realizar las investigaciones pertinentes no siempre realicen su labor de la forma más “eficiente” o que se tomen su tiempo para llevarlas a cabo. Sin embargo, debemos persistir y hacer cumplir los derechos.

Si nos quedamos callados “porque total nadie hará nada”, el maltrato animal seguirá siendo moneda corriente y aceptado de forma implícita en la sociedad. El silencio es aceptación. Pero si ante un hecho de crueldad, alzamos la voz y recordamos una ley ya existente, no solo estaremos ayudando al animal víctima de ese momento, sino a todos los otros que pudieran venir luego.

…ver mas en: ECOPORTAL

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *