La Rendija presenta un acercamiento distinto a la obra de Sor Juana

La Rendija presenta un acercamiento distinto a la obra de Sor Juana

La compañía anuncia la última temporada de “Divino Narciso”, del 14 al 29 de abril a las 20 horas

La Jornada Maya – Mérida, Yucatán -16 de abril, 2018.- “Contra un tuit, una estrofa de Sor Juana es un universo de ideas”, afirma Raquel Araujo, a propósito de la nueva y última temporada de Divino Narciso, montaje que se presentará los sábados y domingos del 14 al 29 de abril a las 20 horas en La Rendija.

Tras regresar del Festival de Teatro del Siglo de Oro Español en Chihuahua, donde representaron la loa y Auto Sacramental de la décima musa, la dramaturga apunta que nos hemos desacostumbrado a pensar de forma tan compleja y ésa es una de las grandes virtudes de los festivales de literatura clásica.

Valeria Florián, asistente de dirección y producción de La Rendija, advierte que a primera vista los espectadores sienten un distanciamiento por la obra de Sor Juana, pero por la forma en la que Raquel Araujo y Óscar Urrutia plantean el juego áureo, los versos resultan conmovedores. “Muchas personas salen emocionadas y con otra idea acerca del verso. Piensan que ir a escuchar versos es aburrido y, lamentablemente, aquí no”, menciona entre risas.

Todos los personajes son alegóricos e interpretados por mujeres que se proponen dialogar con Sor Juana sobre las ideas veladas en su poesía. Los personajes son interpretados por Nara Pech (Religión y Eco), Patricia Pérez (Celo y Naturaleza Humana), Nicté Valdés (Occidente y Narciso), Gina Martínez (América y La Gracia), Montserrat Cervera (Amor Propio) y Yaremi Miranda (Soberbia).

“En la obra hay muchas cosas que, suponemos, ella no podía decir tan abiertamente por ser mujer, por cuestiones políticas, por estar enclaustrada, porque existía la Inquisición. Lo que hemos hecho es sacar a flote ideas que nos resuenan dentro del texto”, menciona Raquel Araujo.

Divino Narciso comienza con una revisión crítica de la conquista. América y Occidente bailan y cantan a Huitzilopochtli. La Religión y el Celo les declaran la guerra por paganismo y para evangelizarlos, la Religión pide representar el Auto Sacramental de El Divino Narciso. En éste, la Naturaleza Humana busca la redención de Narciso, pero Eco (el diablo) los tienta y seduce.

El espacio escénico, apunta el realizador Erik Soto, crea atmósferas, vibras y movimientos de telas con las propias luces y el sonido. La musicalidad del pensamiento de la poetisa es tal, añade la actriz Liliana Hernández, que la obra “pide que fluyas, que no vengas con la predisposición de que no vas a entender. Como la música, el verso es un arte que nos atraviesa aunque no entendamos del todo”.

Según sus creadores, Divino Narciso es el texto más complejo con el que han trabajado, a pesar de montar obras de Shakespeare o Chéjov, el pensamiento intertextual en los versos de Sor Juana hace que la obra sea como una caja china.

El 30 de abril se cumplen dos años del estreno de la obra que se ha presentado en Campeche, Chihuahua, España y en mayo se presentará en la Temporada de Teatro Latinoamericano y Caribeño Mayo Teatral de La Habana, Cuba. Hasta el momento, todos los apoyos recibidos para la obra han sido de las instituciones de los estados anfitriones. Tanto la crítica como los organizadores de festivales de teatro de otros estados y países han reconocido la importancia de este montaje.

Fuente: La Jornada Maya

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *