Mexicanos crean tratamiento experimental para cáncer de colon

Mexicanos crean tratamiento experimental para cáncer de colon

Por Génesis Gatica Porcayo

Ciudad de México. 15 de mayo de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- Investigadores del Laboratorio Nacional en Salud de la Facultad de Estudios Superiores de Iztacala (FES), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), han creado un tratamiento que disminuye el número y tamaño de tumoraciones cancerosas en el colon a nivel experimental con pruebas en animales genéticamente modificados.

La terapia representa una nueva alternativa para tratar el cáncer de colon y consiste en la inhibición o bloqueo de una molécula biológica denominada STAT6, que favorece la proliferación de las células cancerosas en esta región intestinal.

Este trabajo fue publicado en la revista científica internacional Cancer Inmunology Research bajo el título Lack of STAT6 Attenuates Inflammation and Drives Protection against Early Steps of Colitis-Associated Colon Cancer y, dada su relevancia en la investigación, ocupó la portada de la edición de mayo de 2017, posicionándose como los primeros científicos mexicanos en publicar en esta revista.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, el doctor Luis Ignacio Terrazas Valdés, responsable técnico del Laboratorio Nacional en Salud: Diagnóstico Molecular y Efecto Ambiental en Enfermedades Crónico-Degenerativas y encargado del área de Citometría de Flujo y Separación Celular, explicó la importancia de dicho hallazgo en el tratamiento de este tipo de cáncer.

Especialistas de diferentes áreas de la FES Iztacala unieron sus conocimientos para desarrollar un proyecto global basado en el estudio de los procesos inflamatorios asociados al cáncer, en este caso, el cáncer de colon.

De acuerdo con Luis Ignacio Terrazas, los inicios del estudio se remontan a la conjunción de grupos de trabajo en la Unidad de Biomedicina de la FES para atacar este problema relacionado con la salud, y retomaron los puntos críticos conocidos que pueden acelerar la aparición del cáncer, uno de ellos: los procesos inflamatorios.

Basados en estos antecedentes y con la información epidemiológica pertinente a México —que posiciona el cáncer de colon y recto en el cuarto lugar de frecuencia y mortalidad de acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología (Incan)—, analizaron los procesos inflamatorios e inmunológicos asociados con el desarrollo del cáncer de colon y observaron que había una acumulación de células del sistema inmunológico en el colon que no parecían atacar el cáncer sino todo lo contrario, parecían alimentarlo.

“Existen estudios que demuestran que cuando las células cancerosas llegan al sistema inmunológico a atacarlo, utilizan diferentes moléculas que transforman las células que van a atacar en productoras de factores de crecimiento para el propio cáncer”, señaló Luis Ignacio Terrazas.

Tras el preámbulo, los especialistas buscaron qué moléculas podían ser las que transforman las células del sistema inmune en precursoras del cáncer, y en el proceso encontraron que una molécula denominada STAT6 es una de ellas, pues se encuentra dentro de las células, señaliza y hace que la célula cancerosa crezca, se divida o, en su defecto, secreta sustancias que afectan a otras células y provocan la multiplicación del cáncer.

La molécula STAT6 se encuentra en todas las células, no solamente en las del sistema inmunológico, y puede activarse cuando entra en contacto con las células epiteliales del intestino, con el microbioma.

Cuando hay un daño, la producción de mucosa del epitelio intestinal disminuye, las células epiteliales quedan expuestas y las bacterias o microbioma pueden entrar en contacto con ellas a través de moléculas de membrana, las cuales mandan una señal al interior de la célula, que activa a la molécula STAT6 en el interior y, al hacerlo, las células empiezan a dividirse y generan un tumor.

“En pocas palabras, esta molécula que se encuentra dentro del propio sistema inmunológico parece estar jugando en contra de la respuesta protectora contra el cáncer, y lo que nosotros encontramos es que si la bloqueamos, podemos evitar el desarrollo de cáncer de colon a nivel experimental”.

…leer mas en: CONACYT Agencia Informativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *