¿Qué pasa con el mercado inmobiliario a un año del 19-S?

¿Qué pasa con el mercado inmobiliario a un año del 19-S?

En la semana después del sismo, la oferta de inmuebles en venta aumentó 38%, siendo el lapso con mayor número de anuncios publicados.

Estamos a unos días de que se cumpla un año del terremoto que afectó a diferentes ciudades de la zona centro del país y uno de los sectores que fue golpeado indudablemente es el inmobiliario.

El sitio de clasificados en línea Segundamano.mx precisó que la reducción de precios en octubre del 2017 llegó hasta 13%, y a un año del terremoto los costos se ajustaron hasta en 11 por ciento.

El director de la empresa inmobiliaria Remax Consulting, Eduardo Moncada, refirió que la demanda de venta de propiedades se vio mermada, así como la renta, en las colonias Roma y Condesa; sin embargo, las zonas aledañas tuvieron un incremento y se rentaron casi de forma inmediata.

“Como era de esperarse, los usuarios comenzaron a tener peticiones que antes no eran de gran relevancia, como solicitudes de departamentos en planta baja o primer piso, interés en conocer el dictamen estructural para asegurarse de que las propiedades no tuvieran algún daño grave, y saber si la vivienda se encontraba en una zona de fallas geológicas”, señaló.

Asimismo, confirmó que durante la semana del 25 de septiembre del 2017, la oferta de inmuebles en venta aumentó 38%, siendo el lapso con mayor número de anuncios publicados en el año.

Por otro lado, respecto a la demanda, durante el mes de octubre del año pasado el portal registró un aumento de 24% en los asesoramientos para rentar y comprar, comparado con las consultas históricas.

El directivo de Remax refirió que más de la mitad de los anuncios publicados a nivel nacional tuvieron modificaciones en sus precios en el mes siguiente al sismo, mientras que de la oferta de inmuebles en renta que cambiaron el precio, 60% los bajó hasta 10% menos que el precio original, en tanto que 24% aumentó el valor del arrendamiento hasta en 13 por ciento.

Por otro lado, el sitio de clasificados comentó que la capital del país, una de las zonas más afectadas por el temblor, tuvo un incremento en la cantidad de anuncios de inmuebles, donde 63% de la oferta de venta y renta tuvo modificaciones, y de ellos más de la mitad los disminuyó, mientras que 35% los aumentó.

El directivo agregó que 74% de las consultas fueron para renta de inmuebles, y las delegaciones en las que más disminuyeron los precios fueron Benito Juárez y Cuauhtémoc, llegando hasta 12% contra su precio original.

Por su parte, Miguel Hidalgo fue la delegación con mayor aumento en el precio de rentas y ventas, presentando incrementos de hasta 17%, y mientras la delegación Cuajimalpa se había mantenido estable en el alza de precios, durante el 2018 se vio un alza de 35% con respecto al año anterior.

¿El tiempo de venta es más rápido?

De acuerdo con otro portal de ventas de inmuebles, Propiedades.com, los capitalinos tardaron más tiempo en elegir qué propiedad comprar. No obstante, a un año del sismo, el ritmo se ha recuperado y las ventas son más ágiles.

“Esto revela el time on market (ToM) o tiempo en el mercado, un indicador que revisa el tiempo que está en el mercado un inmueble antes de cerrar una compra o venta. Para medirlo, el portal inmobiliario revisó el tiempo en el que los anuncios permanecieron publicados en su página”, explicó la plataforma.

Dichos reportes fueron difundidos y se informó de la actividad inmobiliaria en ocho zonas de Ciudad de México durante los primeros seis meses del año.

Propiedades.com destacó el caso de la Colonia Del Valle, donde en junio del 2017 (antes del sismo), los departamentos permanecían 70 días en oferta. Para diciembre (después del temblor) se incrementó a 150. Actualmente, a junio del 2018, está en 31 días.

“Después de este acontecimiento, el interés por estas colonias se ha incrementado notablemente, por lo que hoy se compite intensamente por ocupar un nuevo espacio en estas zonas”, dijo Leonardo González Tejeda, analista de Real Estate de Propiedades.com.

Otro caso similar es de la colonia Narvarte, donde en junio del 2017 los departamentos estaban 59 días, a diciembre de ese año, en 155. Actualmente, a junio, la cifra es de 47 días. De las ocho zonas revisadas, todas presentan un número menor a las que reportaron en diciembre del año pasado. Por ejemplo en Santa Fe, es de 78 días, y en Condesa, de 80.

Por su parte, González Tejeda explicó que se podría observar un menor ToM durante el segundo semestre del 2018, lo que significaría un nuevo ciclo inmobiliario con mejores expectativas a largo plazo.

Señaló que para los desarrolladores este índice es útil para diseñar mejores esquemas de planes comerciales, tal que incremente su ritmo general de absorción y las ventas durante las fases preventa o posventa. Mientras que para los inversionistas, detalló el experto, sobre todo, es relevante para estimar los flujos de capital de trabajo esperados antes de estabilizar cada inmueble.

En tanto, los usuarios pueden usar este indicador para medir su margen de espera antes de pujar una nueva oferta o revisar un precio hacia otro rango de negociación.

“Con la disminución durante el 2018, vemos que el apetito comercial de usuarios se ha incrementado. Lo que refleja un estado más optimista de los desarrolladores e inversionistas que optan por seguir edificando. Por lo que la liquidez de la nueva oferta también se capitaliza con mayor rapidez que el semestre anterior”, concluyó.

Fuente: EL ECONOMISTA

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *