Pueblos originarios deben construir sus prioridades

Pueblos originarios deben construir sus prioridades

Racismo y discriminación debe ser atendida con una respuesta integral y estructural, desde la educación

Mérida, Yucatán – Viernes 2 de Noviembre, 2018.- Adelfo Regino Montes, quien sería titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (actual Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas), durante el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que el racismo y la discriminación contra los indígenas en México es un problema estructural.

El mismo amerita una respuesta estructural e integral, que debe revisarse desde el sistema educativo, para aceptar desde el sistema educativo nacional el respeto a la diversidad cultural, el respeto al otro, aceptar los principios de la solidaridad y la convivencia respetuosa, expresó en entrevista con La Jornada Maya.

Se necesita la interculturalidad, avanzar hacia un sistema y proceso de enseñanza y aprendizaje donde el respeto a la diversidad sea fundamental.

“El papel de los medios de comunicación es fundamental, necesitan reflejar la naturaleza pluricultural de nuestra sociedad mexicana. Necesitamos que diversos medios de comunicación, públicos y privados, asuman la cultura de no discriminación, de los derechos humanos y respeto al otro como premisa fundamental”, expresó.

Deben reformularse actitudes en convivencia cotidiana, indicó, la discriminación y el racismo trascienden las fronteras estatales, por eso este llamado de López Obrador a que el cambio tiene que ser material, pero especialmente espiritual, es justamente con el cómo los mexicanos nos planteamos un cambio de actitud en la forma de hacer política y conductas sociales cotidianas en términos de relaciones sociales e interculturales, declaró.

“Solo así superaremos el lastre de discriminación y racismo que se ve ahora con el éxodo migratorio que vemos en el sur del país, que nos duele a todos, porque esta historia que viven nuestros hermanos centroamericanos, que proceden de pueblos indígenas, es un éxodo que vivimos en la frontera norte”, enfatizó.

En Oaxaca, miles de mixtecos y zapotecos tienen que cruzar para buscar oportunidades de empleo y trabajo en Estados Unidos, dijo, lo cual nos obliga a reflexionar.

Sujetos, no objetos

Regino Montes declaró que los pueblos indígenas deberán comenzar a tener sus derechos y no ser “objetos de políticas públicas”. Habrá que promover un conjunto de reformas constitucionales y legales para reconocer a los pueblos indígenas como sujetos de derecho, enfatizó.

“Los proyectos y programas de gobierno federal, estatales y municipales imponen obras, acciones, proyectos a las comunidades”, afirmó. En el gobierno entrante, “queremos invertir los términos de la relación, por eso la importancia de que sean considerados como sujetos de derecho público porque estamos convencidos que tienen que ser los pueblos y comunidades quienes tienen que definir sus prioridades para el desarrollo”.

A partir del aprovechamiento de las potencialidades propias, cultural y natural, pensamos que son los propios pueblos los que tienen que construir sus prioridades para el desarrollo, y a partir de eso construir una nueva relación de coordinación y respeto entre los pueblos y el Estado mexicano, expresó.

Tiene que ser una relación de respeto, sobre todo a sus derechos fundamentales, a los derechos colectivos, aseguró.

“Como parte de las consecuencias de este ‘colonialismo interno’ son las condiciones de pobreza, de marginación, de exclusión, de discriminación, de racismo en la que viven nuestros pueblos y comunidades indígenas a lo largo y ancho del territorio nacional”, manifestó.

Fortalecimiento de lenguas

Indicó que debe fortalecerse el uso de las lenguas indígenas en espacios privados y públicos. “En una península como esta donde la maya es lengua viva, activa y fuerte, al igual que el Náhuatl, Zapoteco y Mixteco, con cientos de miles de hablantes, necesitamos revitalizar y fortalecer el uso de nuestras lenguas indígenas en ámbitos privados, públicos e institucionales”, declaró.

Tenemos que revisar programas educativos para que todos los mexicanos sepan hablar una lengua indígena, mencionó. Es posible lograr que en las aulas se impartan tres lenguas, la del lugar, español e inglé.

Sobre retomar los Acuerdos de San Andrés, reconoció que es una demanda de nuestros pueblos cumplirlos, avanzar a reforma constitucional y legal en la materia.

Aseguró que “retomamos la demanda para cumplir con un pendiente importante del Estado mexicano con pueblos indígenas para democratización del país y que pueblos tengan lugar justo y digno, construir paz y reconciliación que necesita México”.

Fuente: La Jornada Maya

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *