Ingeniero mexicano fabrica productos de bioplástico, a partir de semillas de aguacate

Ingeniero mexicano fabrica productos de bioplástico, a partir de semillas de aguacate

Scott Munguía produce bioplásticos a partir de semillas de aguacate. Este joven ingeniero químico mexicano descubrió en 2011 que la semilla de aguacate contiene un biopolímero similar al presente en el maíz, que se utiliza para producir bioplásticos.

En 2014, Mungía fundó Biofase, una empresa con sede en Monterrey que comercializa productos bioplásticos conformados en un 60% por el biopolímero del aguacate y en un 40% por compuestos orgánicos sintéticos.

Las pajitas y los cubiertos hechos con semillas de aguacate se descomponen en solo 240 días y no hay necesidad de incinerarlos. Esto los convierte en una alternativa sostenible para ciudades o países que carecen de instalaciones de incineración en sus plantas de residuos.

Los productos de Biofase tienen un gran potencial de fabricación. Según Munguía, 300.000 toneladas de semillas de aguacate se descartan anualmente solo en México, con lo que se podría satisfacer 20% de la demanda mundial de bioplásticos. Hasta el momento, Biofase llega a 11 países de América Latina.

A diferencia de otros tipos de bioplásticos, esta alternativa no utiliza cultivos para el consumo humano, como el maíz o la yuca. Junto con otros plásticos hechos de residuos de alimentos, los productos de Biofase podrían ayudar a responder a la creciente demanda de plásticos sin obstaculizar el progreso en la lucha contra el hambre.

“Un bioplástico tiene que ser sustentable… ¿Cómo uno hace bioplástico de alimento? Tanta gente muriéndose de hambre y hay tanto problema con los costos del maíz, que es absurdo e incongruente, (…) no hay que quitarle el alimento a la gente”, dijo Munguía.

¿Qué beneficios al medio ambiente otorgan los productos de BIOFASE?

¡Los beneficios al medio ambiente son innumerables! Podemos empezar con el aprovechamiento de la semilla de aguacate, que antes era un desecho agrícola sin ningún uso. Imagínate, transformar basura en un producto ecológico: esa es verdadera sustentabilidad.

Otro beneficio importante es la reducción de la contaminación del plástico a los ecosistemas. La composición de origen vegetal de los productos de BIOFASE puede biodegradarse al enterrarse bajo tierra, o dentro del vertedero de basura. No es necesario ser tratado de ninguna forma para que se biodegrade.

Otro beneficio importante es la huella de carbono. Todos los productos que consumimos tienen una huella de carbono, este parámetro nos indica cuanto carbono se emite a la atmósfera al ser fabricado cualquier producto. Como deben imaginarse, la huella de carbono del plástico ordinario derivado del petróleo es altísima. Los productos de BIOFASE tienen una huella de carbono mínima, lo que beneficia al planeta y ayuda a reducir el calentamiento global.

Fuente: ECOPORTAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *