Respaldo al Delegado de la Procuraduría Agraria en Yucatán

Respaldo al Delegado de la Procuraduría Agraria en Yucatán

Cuando llega Alfredo Ramírez Gómez a la Procuraduría Agraria en sustitución de Omar Ramírez Corzo, empezaron a surgir los problemas y conflictos; los ejidatarios tienen claro que es su actuación indebida y la usurpación de funciones lo que mantiene en vilo a los ejidos.

Por segundo día, ejidatarios de varios municipios del interior de Yucatán, mantienen la toma pacífica de las instalaciones de la delegación en estado de la Procuraduría Agraria (PA) en demanda del cese definitivo de su titular, Alfredo Ramírez Gómez.

En contraparte, el miércoles un segundo grupo de campesinos se manifestaron a favor de la permanencia del Procurador Agrario, Ramírez Gómez, pero éste sigue sin dar la cara.

Las quejas de los ejidatarios de Ucú, Tetiz, Hunucmá, Kanasín, Chocholá, Seyé, Ixil, Samahil, Motul y Tecoh, entre otros municipios del interior van en el sentido que el titular de la Procuraduría aprovecha su posición para presionar, incidir y promover la compra –venta de terrenos ejidales a favor de supuestos “empresarios”.

Confrontados

Precisamente una de las malas acciones del delegado en Yucatán de la procuraduría agraria es valerse del viejo adagio “divide y vencerás” al confrontar a los ejidatarios de un núcleo; uno con la minoría a favor de las ventas y otro, las mayorías casi siempre, en contra de que se comercialicen las tierras ejidales.

“Ha enfrentado a familias y a ejidos enteros, por eso el llamado ahorita es a que nos unamos para lograr la remoción del procurador y una vez que sea asignado uno nuevo, con el único interés de resolver los conflictos, nos podremos sentar todos para resolver estas controversias”, sugirió Salvador Arteaga, representante de al menos unos 15 ejidos del interior de Yucatán.

Despojo documentado

Uno de los casos de despojo que está ya en la fase de la denuncia penal y que será incluido en el expediente que hoy jueves será entregado a los integrantes de la Comisión Agraria del Palacio Legislativo de San Lázaro, es el cometido en el municipio de Seyé, donde a la muerte de un ejidatario con sus derechos vigentes, con la “ayuda” de la Procuraduría Agraria, un tercero le quitó las tierras del fallecido a una sobrina quien fungía como su sucesora.

…leer mas en: LA VERDAD

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *