Un material natural para suplantar al plástico

Un material natural para suplantar al plástico

El gran desafío de la ingeniería de los materiales reside en lograr un producto que sea fuerte y extensible a la vez para disminuir el uso del plastico.

Hasta ahora el momento, era algo imposible. Si se aumentaba la rigidez de un material, se perdía extensibilidad, y viceversa.

Pero investigadores finlandeses han resuelto el problema inspirándose en la naturaleza y utilizando ingredientes naturales para crear un producto realmente revolucionario.

Inventaron una combinación única de materiales que supera en firmeza, resistencia y extensibilidad a los actuales productos sintéticos y naturales y que, además, es biodegradable.

Telaraña y madera

En Finlandia los técnicos e ingenieros de la Universidad Aalto y el Centro de Investigación Técnica VTT, adhirieron fibras de celulosa de madera a la proteína de la seda de telaraña.

El resultado es un material muy firme, elástico y resistente que bien podría reemplazar el plástico en múltiples usos.

Las futuras aplicaciones de este revolucionario material incluyen compuestos con base biológica, productos médicos, fibras quirúrgicas, la industria textil, empaques y envoltorios.

“La naturaleza ofrece excelentes materias primas fácilmente disponibles para el desarrollo de nuevos materiales, como la celulosa rígida y la resistente y flexible seda que se utilizaron en la investigación” comenta el profesor Markus Linder.

La ventaja de ambos materiales es que, contrario al plástico, son biodegradables y no dañan el medio ambiente ni constituyen un potencial riesgo para la salud como los microplásticos.

Materiales y métodos

Uno de los productos naturales que utilizaron fue madera de abedul, un árbol abundante en los bosques del norte de Europa, y lo combinaron con proteína de seda clonada sintéticamente.

La celulosa forma el elemento de rigidez y la seda la matriz resistente.

Nuevos compuestos

“Actualmente, estamos trabajando en la producción de nuevos materiales compuestos como implantes, objetos resistentes a los impactos y otros productos”, concluyó Pezhman Mohammadi.

El proyecto investigativo es parte de un trabajo desarrollado por el Centro de Excelencia en Ingeniería Molecular de Materiales Híbridos Biosintéticos (Hyber).

Fuente: ECOPORTAL

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *