Éste nutriente protege el corazón de uno de los problemas más comunes

Éste nutriente protege el corazón de uno de los problemas más comunes

Día a día los avances de la ciencia van cambiando las miradas sobre un mismo problema. Hoy, un nuevo estudio informa que aumentar la ingesta de proteínas reduciría enfermedades cardíacas como las arritmias.

Ingerir cantidades adecuadas de proteína generalmente se traduce en beneficios para la salud como por ejemplo mejoras de la masa muscular cuando se hace ejercicio. Pero, algunos estudios advierten que un exceso de proteína puede llevar a desencadenar daños a nivel cardíaco, pudiendo aumentar el riesgo de insuficiencia cardíaca.

Ahora, un nuevo trabajo presentado en la Sesión Científica Anual del Colegio Americano de Cardiología, junto al Congreso Mundial de Cardiología, sugiere que, lejos de provocar daños al corazón, aumentar la ingesta de proteínas reduciría enfermedades cardíacas como las arritmias. Concretamente, podría prevenir el desarrollo de una fibrilación auricular en las mujeres, reduciendo su riesgo hasta un 8%.

La fibrilación auricular en mujeres es un trastorno del ritmo cardíaco y es uno de los principales causantes de los accidentes cerebrovasculares o ictus, pero también de otras patologías como la mencionada insuficiencia cardíaca e incluso un infarto de corazón.

Actualmente se sabe que comer una cantidad adecuada de proteína, sobre todo en el caso de las mujeres a medida que envejecen, puede ayudar a prevenir la fragilidad y la pérdida de masa ósea y masa muscular; se trata de factores importantes, dado que se calcula que cada año que se envejece, una mujer suele perder un cuarto de kilogramo de masa muscular de media.

Actualmente las pautas dietéticas recomendadas a nivel mundial son una ingesta de 0.8g / kg / día de proteína en la población adulta, en general. Sin embargo, este pacto de mínimos solo evita caer en la desnutrición, y muchos expertos sugieren que lo adecuado sería incluso llegar a duplicar dichas recomendaciones.

En el caso del estudio, dirigido por Daniel Gerber, becario de medicina cardiovascular de la Universidad de Stanford, se analizó a más de 99.000 mujeres posmenopáusicas, con una edad promedio de 64 años, cuyos datos provenían del Estudio de Observación y Ensayos Controlados Aleatorios de la Iniciativa de Salud de la Mujer.

Según sus resultados, aquellas mujeres que comieron entre 50 y 74 g de proteína al día tenían entre un 5% y un 8% menos de probabilidad de desarrollar una fibrilación auricular. Sin embargo, a partir de los 74 g de proteína diarios, ya no había beneficios estadísticamente significativos.

En comparación a las recomendaciones actuales, estos datos tan solo implicarían aumentar entre 10 y 20 g de proteína diarios.

…leer mas en: ECOPORTAL

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *