Comisariado quiere desalojarnos para que pase Tren Maya: ejidatarios de Kobén

Comisariado quiere desalojarnos para que pase Tren Maya: ejidatarios de Kobén

Ley señala que nadie puede hacerse de terrenos ejidales

La Jornada Maya – San Francisco de Campeche.- En medio del pago de derecho de vía por el proyecto del Tren Maya, habitantes del poblado de San Francisco Kobén liderados por Ignacio Zapata Zapata, denunciaron al comisariado ejidal de querer desalojarlos de sus tierras para que el tren pase por sus terrenos que están dentro de los parámetros del derecho de vía; sin embargo, el comisario ejidal actual, Eleazar Moo, respondió a estas acusaciones, señalando que estos no tienen derechos ejidales y los consideró invasores, mientras que lo ofrecido fue de buena fe por parte del Gobierno Federal.

Habitantes del poblado de Kobén, uno de los que será impactados por el Tren Maya, denunciaron malas practicas y malos manejos en los recursos que el Gobierno Federal entregó al Comisariado ejidal del poblado por ofrecerles una cantidad que no fue acorde a lo que le entregaron a otras personas igual pertenecientes al poblado, señalando que no son invasores porque tienen años trabajando las tierras que colindan con el ejido Kobén.

Acusando al comisario ejidal Eleazar Moo de dicha situación, los denunciantes no mostraron documentos que dieran la garantía que estos fueran los dueños legítimos de dichas tierras, aún y cuando la ley agraria es clara en cuestión de los ejidos, pues al presentarse algunos como nietos de ejidatarios y otros como compradores, en las asambleas atestiguadas por las autoridades agrarias como la Procuraduría Agraria y el Registro Agrario Nacional, no hay registros de estos en las asambleas.

Uno de los denunciantes, Ignacio Zapata Zapata, dijo que en su predio hay árboles frutales que tienen más valor que lo que el comisario les ofreció, pues a unos les dijo 5 mil pesos y a otros 8 mil, respetando el posible valor productivo de cada uno de sus árboles, aunque dicen que de buena fuente a los ejidatarios les tocó más.

Don Ignacio dice que en su predio hay al menos 25 palmas de coco y cada una le genera 6 mil pesos anuales, además también cuenta con otras especies; otra de las afectadas opinó que para ella le deben dar 100 mil pesos por sus arboles y porque tendrá que tirar su casa y construirla dejando el derecho de vía libre.

Por ello con la advertencia de acciones legales en contra de Ignacio Zapata Zapata, poblador de San Francisco Kobén que acusó al comisario ejidal Eleazar Moo de querer despojarlo a él a otras 20 familias más de sus viviendas por el proyecto del Tren Maya, ahora el comisario invirtió los papeles y con documentos legales de la Procuraduría Agraria y del Registro Agrario Nacional (RAN), señaló que las personas que dicen serán afectadas, son invasores de tierras ejidales colindantes a la Reserva de la Biosfera de los Petenes, los documentos de asambleas ejidales avalan el por qué no les dieron recursos como a un ejidatario.

«Ellos tienen que dialogar con sus parientes, pues algunos sí son herederos de ejidatarios, pero el RAN no puede engrosar la lista de ejidatarios, el recurso fue entregado a quien ellos dejaron legalmente con el mote de ejidatario luego de morir su familiar ejidatario original, pero los demás son invasores que incluso están explotando los recursos naturales de la Biosfera de los Petenes», agregó.

Continuó explicando que en los siguientes días harán una inspección conjunta la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) con algunos ejidatarios, dependiendo lo que dialoguen luego de la inspección serán las medidas que tomen, pues señaló que lo acusan de querer apropiarse de tierras, cuando el recurso que les iban a entregar y no lo quisieron recibir, fue un recurso de buena fe que el Gobierno Federal les otorgó a esas familias al estar en la zona utilizable para el paso del Tren Maya, pero que no cuentan con documentos de posesión, ni siquiera con un cesión de derechos.

“La geografía del poblado es clara, después de las vías inicia la Reserva de los Petenes, en ambos lados hay que dejar 20 metros por el derecho de vía, luego venimos los ejidatarios ya en zona urbana y luego de la carretera vienen los pobladores que han ido comprando espacios de tierra en el poblado, esos son de dominio pleno, es decir, ya liberados ante las autoridades agrarias”, precisó.

Agregó que por común acuerdo en las asambleas pasadas, las tierras que habitan los que hoy acusan, no debían ser habitadas debido al derecho de vía y por la cercanía que hay a la Reserva de la Biosfera.

Fuente: La Jornada Maya

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *