Geles hidroalcohólicos: no todos son iguales

Geles hidroalcohólicos: no todos son iguales

Unos geles limpian las manos y otros desinfectan la piel, siempre y cuando se utilicen de forma correcta. Conoce cuál debes usar y cómo hacerlo de la manera adecuada

En la vuelta a la normalidad tras la crisis sanitaria de la covid-19, además de mascarillas, hay otro producto indispensable para evitar contagiarte de coronavirus: el gel hidroalcohólico. Lo llevas en tu bolso o bolsillo y hasta tu hijo en la mochila del cole. Te lo debes aplicar antes de entrar en transportes públicos, tiendas, centros de trabajo, bares, iglesias… y, por supuesto, después. Pero no todos son iguales ni todos sirven para deshacerte del virus si tocas una superficie contaminada por el SARS-CoV-2. Te contamos qué debes saber antes comprar un gel hidroalcohólico y usarlo.

Mantener una buena higiene de manos es esencial para evitar contagios. Y como método principal tenemos el correcto lavado de manos. Pero, cuando no hay cerca agua y jabón con los que lavárnoslas, recurrimos a los geles hidroalcohólicos. En plena pandemia era difícil encontrarlos en las tiendas y farmacias, por lo que muchos intentaron fabricar geles desinfectantes caseros, una práctica nada recomendable. Pero hoy en día, dar con ellos no es un problema… o sí. Hay gran variedad de marcas, envases, precios, con perfume, de farmacia, de marcas cosméticas… ¿Son todos efectivos?

Qué contienen los geles hidroalcohólicos

Como su nombre indica, los geles hidroalcohólicos contienen agua y algún tipo de alcohol como sustancia activa, pero también otros productos que mejoran su aplicabilidad: glicerina, peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) e incluso aromatizantes. “Como el alcohol puede resultar agresivo con la piel, a este tipo de soluciones se añaden excipientes como pantenol, propilenglicol o glicerina”, explican Marían García (conocida como Boticaria García) y Arantxa Castaño en su libro ‘123 preguntas sobre coronavirus’. Incluso “también hay otros geles, de tipo premium, que incluyen ingredientes como pimienta rosa o notas florales, más propias de un perfume que de un desinfectante, como el jazmín, el vetiver, la rosa o berga-mota”, añaden.

¿Qué alcoholes se usan en los geles? El etanol, también denominado alcohol, alcohol etílico y alcohol de grano, es el más común. También están el propan-1-ol, más conocido como propanol, n-propanol, alcohol propílico o alcohol n-propílico, y el propan-2-ol, que llamamos isopropanol y alcohol isopropílico. El alcohol denat, que aparece en muchos etiquetados, es simplemente etanol al que se le ha añadido un aditivo para desnaturalizarlo, es decir, para hacerlo no apto para el consumo oral.

Y un inciso. Durante la crisis sanitaria, y para evitar el desabastecimiento de etanol, de manera excepcional, la Asociación Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha permitido utilizar otro alcohol en los geles desinfectantes: el bioetanol, que aún está en periodo de revisión para su uso como biocida (desinfectante).

Una sustancia “no aceptable” para los desinfectantes de manos es el metanol. La máxima autoridad sanitaria de EE.UU., la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), advertía hace unos días de que se había utilizado en varios productos desinfectantes para manos. Asimilado a través de la piel y por ingestión accidental, al llevarnos las manos a la cara después de desinfectarnos, por ejemplo, resulta muy tóxico. Entre los síntomas de la intoxicación por metanol incluyen náuseas, mareos, vómitos, migrañas, ceguera, daños permanentes al sistema nervioso, convulsiones, coma y muerte.

Los geles hidroalcohólicos no protegen de todos los gérmenes

Para saber sobre la eficacia de estos productos, hay que fijarse en la etiqueta de la solución y en el porcentaje de alcohol que contiene. La Organización Mundial de la Salud (OMS) aclara que las formulaciones con una concentración de alcohol entre el 60-80 % tienen actividad microbicida eficaz y no recomienda concentraciones superiores al 90 % por ser menos potentes, según recuerda la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa).

Los Centros de Prevención y Control de Enfermedades de EE.UU. (CDC) inciden: los desinfectantes para manos sin 60-95% de alcohol pueden “no funcionar igual de bien para muchos gérmenes y solo reducen el crecimiento de gérmenes en lugar de matarlos”. En concreto, sostiene que un lavado de manos convencional es más eficaz contra gérmenes como el noravirus, el Cryptosporidium y el Clostridium difficile. Tampoco estas soluciones son efectivas para eliminar pesticidas, sustancias químicas o metales pesados. En cambio, sí lo son ante bacterias como las Gramm-positivas y Gram-negativas y otras micobacterias y hongos.

¿Y ante el coronavirus? Según la AEMPS, para garantizar su eficacia frente al virus los productos destinados a la desinfección de manos se formulan con concentraciones de etanol/alcohol puro superiores al 70 %.

…leer mas en: EROSKI Consumer

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *