Lluvias intensas para el mayab para este último trimestre del año 2020

Lluvias intensas para el mayab para este último trimestre del año 2020

Fuente: 41° Foro de Aplicación de los Pronósticos Climáticos a la Seguridad Alimentaria y Nutricional coordinado por el Comité Regional de Recursos Hidráulicos (CRRH) y el Programa Regional en Seguridad Alimentaria y Nutricional de Centroamérica (PROGRESAN), instancias especializadas del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) realizado el 23 de julio de 2020

Pronóstico del Xok k’iin coinciden con los datos de los expertos del Centro de Predicciones Climáticas/NCEPS/NWS

Después de una canícula del mes de julio, las lluvias reiniciarían después de la primera semana del mes de agosto, y octubre sería el mes con precipitaciones más intensas, mientras que en noviembre, disminuye ligeramente y diciembre sería solo en la primera quincena, fue parte de los resultados de los pronósticos del Xok k’iin 2020.

Presentación de resultados del estudio del Xok k’iin 2020, el 19 de febrero, en el auditorio del Instituto Tecnológico Superior de Felipe Carrillo Puerto, Qroo, México.

Para el Colectivo Xok k’iin que realiza el estudio, intenta recuperar como los antiguos mayas usaron hace cientos de años el sistema de pronósticos para aplicarlo en su vida y en el sistema milpero, y su labor de investigación inició a mediados de la primera década del año 2000.

Mapa de pronósticos del estado del tiempo para el año 2020, aplicado para la península de Yucatán. En donde el color azul indica precipitaciones y los círculos, simbología de intensos vientos y que se relacionan a ciclones.

En este año, de acuerdo a los estudios del Xok k’iin realizado para la península de Yucatán durante el mes de enero de este año (Mapa de pronósticos), indicó que el primer cuatrimestre del año, serían secos, lo cual afectarían actividades agropecuarias, los cuales fue dado a conocer el 19 de febrero en el Instituto Tecnológico Superior de Felipe Carrillo Puerto (Quintana Roo, México).

Por otro lado, el pronóstico expuesto en aquella ocasión, consideró solo los datos observados durante el mes de enero, asimismo se indicó que es de interés complementar con los datos que aporten los bioindicadores (plantas y animales) de corto y mediano plazo, dado que podrían modificar el pronóstico de las lluvias, ciclones y sequías de la región, mismos que es de suma utilidad considerarlos al planear las actividades que se realicen en las milpas.

Sin embargo, el tema climático es de interés global, su estudio es para evitar no solo pérdidas humanas, sino en la toma de decisiones en los diversos renglones productivos y minimizar los impactos que amenacen el bienestar de la gente, por eso es de suma importancia la información de los expertos del Centro de Predicciones Climáticas/NCEPS/NWS, que dieron a conocer a través de un boletín, publicado el pasado 10 de septiembre de este año, el cual reproducimos a continuación:

“Las condiciones de La Niña están presentes y es probable que continúen hasta el invierno del hemisferio norte (~75% de probabilidad)”

El mes de agosto, los especialistas informaron “se presentaron condiciones de la Niña, con las temperaturas de la superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) por debajo del promedio que se extendían a través del centro y este del Océano Pacífico ecuatorial. En la última semana, todos los índices del Niño fueron negativos, con el índice del Niño-3.4 a -0.9°C y los índices del Niño-1+2 y Niño-3 más fríos que -1.0°C. Las anomalías en las temperaturas ecuatoriales subsuperficiales promediadas a través de 180°-100°W fueron negativas, con las mayores desviaciones observadas en el este-central del Pacífico desde la superficie hasta 200 m de profundidad. Las anomalías de la circulación atmosférica sobre el Pacífico tropical también fueron generalmente consistentes con La Niña, a pesar de la variabilidad sub-estacional durante el mes. Los vientos en niveles bajos y altos estuvieron cerca del promedio para todo el mes, pero vientos más fuertes del este en niveles bajos fueron prominentes en todo el Océano Pacífico ecuatorial durante principios y finales de agosto. La convección tropical permaneció suprimida sobre el oeste y centro del Pacífico, y estuvo cerca del promedio en Indonesia Tanto el índice de Oscilación del Sur como el de Oscilación del Sur Ecuatorial fueron positivos. En general, el sistema oceánico y atmosférico combinado fue consistente con las condiciones de La Niña”

–La mayoría de los modelos IRI/CPC predicen la continuación de La Niña (índice Niño-3.4 menor a -0.5°C) durante el invierno del hemisferio norte 2020-21. El consenso de los pronosticadores respalda este panorama, y favorece un evento moderado cerca del límite (índice Niño-3.4 cerca de -1.0°C) durante la temporada alta de noviembre a enero. En resumen, las condiciones de La Niña están presentes y es probable que continúen durante el invierno del hemisferio norte (~75% de probabilidad; oprimir el Consenso del Pronóstico de CPC/IRI para accesar la probabilidad de cada resultado en periodos de 3-meses), destacaron.

El boletín concluyó que la próxima Discusión Diagnóstica del ENSO está programada para el 8 de octubre de 2020.

En México, Luis Antonio Cabrera, subgerente técnico de la dirección local de la Comisión Nacional del Agua, quien indicó que el Sistema Meteorológico Nacional prevé que para septiembre en Tabasco se registren precipitaciones dentro del rango normal.

Indicó que será para el mes de octubre podrían registrarse lluvias de hasta un 25 por ciento más de la media mensual, que es de 342 milímetros en el acumulado de precipitaciones, derivado del posible desarrollo del fenómeno meteorológico conocido como ‘La Niña’.

El fenómeno climático denominado como “La niña”, de acuerdo a Wikipedia, señaló que forma parte de un ciclo natural-global del clima conocido como El Niño–Oscilación del Sur (ENOS, El Niño-Southern Oscillation, ENSO por sus siglas en inglés). Este ciclo global tiene dos extremos: una fase cálida conocida como El Niño y una fase fría, precisamente conocida como La Niña. Cuando existe un régimen de vientos alisios fuertes desde el oeste, las temperaturas ecuatoriales disminuyen y comienza la fase fría o La Niña. Cuando la intensidad de los alisios disminuye, las temperaturas superficiales del mar aumentan y comienza la fase cálida, El Niño. Cualquiera de ambas condiciones se expande y persiste sobre las regiones tropicales por varios meses y causan cambios notables en las temperaturas globales, y especialmente en los regímenes de lluvias a nivel global”

Bibliografía:

Climate Prediction Center. (10 de Septiembre de 2020). Obtenido de https://www.cpc.ncep.noaa.gov/products/analysis_monitoring/enso_advisory/ensodisc_Sp.html

Wikipedia. (01 de Octubre de 2020). Obtenido de https://es.wikipedia.org/wiki/La_Ni%C3%B1a_(fen%C3%B3meno)

Fuente: EL BLOG DE EL ARUX

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *