ALINE SCHUNEMANN, PIONERA DEL BIENESTAR ANIMAL EN AMÉRICA LATINA CELEBRA UN SIGLO DE VIDA

ALINE SCHUNEMANN, PIONERA DEL BIENESTAR ANIMAL EN AMÉRICA LATINA CELEBRA UN SIGLO DE VIDA

• Destacan sus aportes en patología: Francisco Suárez, director de la FMVZ
• Se necesitarían muchas vidas para hacer lo que logró a lo largo de su carrera: Francisco Galindo, uno de sus discípulos

Aline Schunemman de Aluja, primera profesora emérita de la UNAM, miembro del Sistema Nacional de Investigadores y pionera de la patología y el bienestar animal en América Latina cumple hoy 100 años de vida.

“Queremos expresarle que su Facultad la quiere y le agradece todo”, afirmó el director de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ), Francisco Suárez Güemes.

“Aline”, como la llaman con cariño sus alumnos y amigos, llegó a México procedente de Europa, después de la Segunda Guerra Mundial y fue una de las primeras mujeres en estudiar la licenciatura de Medicina Veterinaria y Zootecnia, en la que obtuvo el premio al mejor pasante de su generación y su título, con Mención Honorífica, en 1950.

Realizó estudios de posgrado en Suiza, Inglaterra y en Estados Unidos, donde se graduó como maestra en Ciencias por la Universidad de Pennsylvania.

Trabajó y dirigido el Departamento de Patología de la FMVZ, además de ser profesora titular de diversas cátedras relacionadas con esta área. “Sigue formando patólogos a nivel nacional e internacional. Sus alumnos y los alumnos de ellos continúan haciendo escuela en esta área con sus múltiples publicaciones”, agregó Suárez Güemes.

Destacó también por su liderazgo y porque siempre buscó impulsar a las mujeres. Se desempeñó como experta de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) en varios países de Europa, Asia, África y América del Sur.

Publicó aproximadamente 180 artículos científicos, libros, capítulos y prólogos de libros; impartió cerca de 500 conferencias y dirigió más de 125 tesis de licenciatura y 55 de posgrado.

Francisco Galindo, académico de la FMVZ y uno de los discípulos de la doctora Honoris causa de diferentes universidades nacionales y del extranjero, agregó que se necesitarían muchas vidas para hacer lo que Aline logró a lo largo de su carrera.

En la década de los 60, expuso, la médica veterinaria empezó a trabajar el concepto de bienestar animal y demostró que los animales viven, producen y brindan un mejor acompañamiento al ser humano cuando se les trata con bienestar.

“Ella contactó al primer profesor de bienestar animal en el mundo, en 1986, en la Universidad de Cambridge, para que visitara la UNAM. También organizó los primeros cursos en América Latina sobre el comportamiento y bienestar animal para fortalecerlo con un enfoque científico, alejado del proteccionismo”, dijo.

Desde entonces se ha vinculado con organizaciones no gubernamentales nacionales y extranjeras que permitieron a la FMVZ, hace 35 años, firmar un convenio de colaboración con la Donkey Sanctuary, que promueve el bienestar de équidos de trabajo, y que en México también ha impactado positivamente en el bienestar de las comunidades rurales del país.

Durante 20 años Schunemann coordinó el programa International Donkey Protection Trust–International League for the Protection of Horses–Universidad Nacional Autónoma de México (IDPT-ILPH-UNAM).

De igual forma, fundó el Comité de Bienestar Animal del Consejo Consultivo Nacional de Sanidad Animal (CONASA); es miembro del Comité para el Mejor Aprovechamiento de los Animales de Laboratorio, de la Academia Nacional de Medicina, la Academia Veterinaria Mexicana, la Asociación Mundial de Educadores Veterinarios, Animal Welfare Institute y de la Asociación Mundial de Mujeres Veterinarias.

También forma parte de la Academia de Bioética, del Comité de Trato Humanitario a los Animales en el Consejo Nacional de Sanidad Animal, del Comité de Normas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación sobre Transporte, Sacrificio y Animales de Experimentación, del Comité de Etología y Bienestar Animal de la Asociación Mundial Veterinaria, entre otras.

En 1989 obtuvo el Premio Universidad Nacional en Docencia; en 1993 el Premio Nacional de Salud Animal, y en 2007 el Premio de Investigación Médica “Dr. Jorge Rosenkranz” por el trabajo: “Taenia solium: Hacia el control de la transmisión a través de la vacunación contra cisticercosis porcina”.

Además, el Consorcio de las Universidades Mexicanas (CUMEX) estableció la Cátedra “Aline S. de Aluja: Medicina Veterinaria y Zootecnia”.

Recibió también el nombramiento como Miembro Honorario de la Sociedad Internacional de Etología (International Society for Applied Ethology), entre otros reconocimientos.

Fuente: DGCS / UNAM

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *