TONINÁ: LAS RUINAS QUE RESGUARDAN MISTERIOS OCULTOS DEL MUNDO MAYA

TONINÁ: LAS RUINAS QUE RESGUARDAN MISTERIOS OCULTOS DEL MUNDO MAYA

Toniná es una de las zonas arqueológicas que se distingue por poseer el último texto jeroglífico registrado en el Mundo Maya

Toniná tiene una de las estructuras mayas más altas jamás construidas.

Toniná es un pequeño complejo cuyo nombre original pudo haber sido Po o Popo. Se trata de una «acrópolis» que se encuentra entre las estructuras más altas del mundo maya con una altura de 71 metros. El sitio está ubicado en la franja occidental del área maya, y tiene vista a un extremo del Valle de Ocosingo.

Fue una importante capital maya durante el Período Clásico (400-900 d.C.) y un feroz rival de Palenque. Este sitio cuenta con excelente museo que contiene una rica variedad de artefactos mayas y esculturas del sitio.

Hay una serie de exquisitas esculturas que se han descubierto aquí, y que recuerdan a las encontradas en Copán en Honduras. También hay hermosos bajorrelieves y decoración en estuco que evocan la grandeza de Palenque.

Toniná está a unos 64 km al suroeste de Palenque en la carretera principal a San Cristóbal de las Casas. Como el sitio es poco visitado, lo convierte en un viaje de un día muy agradable.

Toniná alcanzó su esplendor en el Clásico Tardío (600-900 d.C.) y a través de las estelas bien conservadas y otras representaciones jeroglíficas que se encuentran en todo el sitio, se han hecho importantes descubrimientos. Durante mucho tiempo, hubo un interés particular en registrar la guerra y la toma de prisioneros en Toniná.

Fue Fray Jacinto Garrido quien realizó un relato temprano del lugar hacia finales del siglo XVII. Guillaume Dupaix realizó una expedición al sitio en 1808. Los intrépidos exploradores John Lloyd Stephens y Frederick Catherwood llegaron en 1840 y describieron el sitio en detalle. Siguieron otros exploradores a finales del siglo XIX, sobre todo Eduard Seler y Karl Sapper. Desde entonces se han llevado a cabo más exploraciones, excavaciones y consolidaciones.

El trabajo actual en el sitio ha revelado que lo que alguna vez se consideró una colina natural que se apoyaba en la Acrópolis es en realidad una enorme pirámide. Para llegar al lugar, hay que recorrer el campo de juego de pelota situado en el extremo sureste del complejo.

Hay algunas plataformas sin excavar y una estructura llamada Templo Sur. En el extremo norte de la Plaza se encuentra la Gran Acrópolis. Esta es una estructura gigantesca comprende estructuras construidas en siete niveles, con 260 escalones hasta la cima de la acrópolis.

Los murales, las paredes estucadas y los bajorrelieves son inspiradores. De particular interés es El Mural de los Cuatro Soles, un hermoso mural estucado ubicado en la quinta terraza. En este nivel también se encontraron maravillosas esculturas circulares que representan a algunos de los gobernantes del sitio; así como El Templo del Monstruo del Inframundo y El Templo de las Pinturas.

El complejo albergaba sectores administrativo, civil, ceremonial y residencial. En la segunda terraza está el Palacio del Inframundo, que contiene un laberinto poco común que se usa con fines rituales. Además, también se descubrieron varias tumbas dentro del complejo.

El sitio se construyó sobre una plataforma de 6 hectáreas y la arquitectura principal ocupa siete terrazas con una geometría más distinta que en la mayoría de los sitios mayas, con una relación de ángulo recto entre la mayoría de las estructuras.

Los monumentos de Toniná tienden a ser más pequeños que los de otros sitios mayas, y la mayoría de las estelas miden menos de 2 metros de altura. La diferencia más importante con los monumentos en otros sitios mayas es que están tallados en forma redonda como estatuas, a menudo con texto jeroglífico en el lomo.

El museo de sitio está ubicado a 300 metros fuera de la zona arqueológica de Toniná. Aun así, es un lugar para visitar, ya que posee dos salas de exposiciones y una sala de conferencias. La primera sala explica la forma piramidal de la acrópolis y cómo se relaciona con la mitología maya, mientras que la sala principal contiene esculturas de los gobernantes de la ciudad.

Los artefactos de la colección incluyen esculturas de piedra, cerámica y artefactos esculpidos en hueso, concha, obsidiana y pedernal. Las piezas del museo representan gráficamente los dos lados del poder ejercido por Toniná, por un lado, con esculturas de los gobernantes de la ciudad y por otro con sus representaciones de prisioneros de guerra atados.

Zona arqueológica Toniná
Dónde: Ocosingo, Chiapas
Cuando: lunes a domingo de 08:00 a 17:00
Cuánto: $52 Pesos

Fuente: MX CITY

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *