Ambientalistas de Puerto Morelos piden ser tomados en cuenta

Ambientalistas de Puerto Morelos piden ser tomados en cuenta

Les preocupa la actualización del Programa de Desarrollo Urbano

Mediante una carta dirigida a autoridades municipales y estatales, ambientalistas de Puerto Morelos se mostraron “preocupados por el modelo de desarrollo que se está dando y promoviendo, el cual no es sostenible” y denunciaron no haber sido tomados en cuenta en las reuniones para la actualización del Programa de Desarrollo Urbano del municipio.

Las asociaciones civiles Voces Unidas de Puerto Morelos, Centro de Innovación e Investigación para el Desarrollo Sustentable, Flora, Fauna y Cultura de México, Puerto Morelos Sustentable y Asociación para el Desarrollo Ecosocial de Mujeres, entre otras, firman la misiva.

En ella señalan que las autoridades municipales convocaron, en los últimos meses, a algunas personas de la comunidad para participar en reuniones con el propósito de elaborar una Propuesta de Actualización del Programa de Desarrollo Urbano de Puerto Morelos (Pdupm), pero éstas no son representativas de la comunidad de Puerto Morelos, “porque fueron elegidos de forma discrecional por las autoridades municipales”.

Exigieron se garantice que los ciudadanos residentes en el municipio sean partícipes de la toma de decisiones. La propuesta de Pdupm, detallaron, debe ser revisada por un consejo consultivo integrado con perspectiva de género y por representantes de: los tres órdenes de gobierno, agrupaciones sociales legalmente constituidas, colegios de profesionistas, instituciones académicas y expertos en la materia; siendo éste último sector quien debería conformar mayoría en el Consejo, cosa que -aseguran- no ocurre en Puerto Morelos.

“Las autoridades municipales de Puerto Morelos, también han violado la Ley de Municipios del Estado de Quintana Roo, particularmente en su Capítulo II (Artículos 201 al 206), que establece la instalación de un Consejo Ciudadano Consultivo, mismo que no se ha instalado en las dos últimas administraciones, a pesar de haber sido solicitado en múltiples ocasiones por integrantes de la comunidad”, manifiestan en el documento.

Los grupos que firman el documento consideran que el modelo de desarrollo que se está dando en Puerto Morelos “no es sostenible” y que es fundamental comprender que el modelo de desarrollo vigente ha propiciado la destrucción de selva, el manglar y las especies que los habitan, incluyendo varias en peligro de extinción.

“En Puerto Morelos ya tenemos ejemplos de este tipo de daños. En los fraccionamientos Villas Morelos 1 y 2 y Villas la Playa, por ejemplo, las áreas naturales de absorción pluvial, como rejolladas y cenotes, fueron cubiertas con concreto y esto ha resultado en serias inundaciones”, mencionan.

En el caso de los residenciales localizados en el borde oeste del manglar, señalan que el recubrimiento de rejolladas y la pavimentación genera un escurrimiento excesivo hacia el manglar, aumentando el riesgo en la zona de la costa.

Respecto al desarrollo inmobiliario imperante en Puerto Morelos, lo calificaron como “puramente especulativo”, y sostiene esta idea con el hecho de que la oferta de vivienda rebasa con mucho a la población actual del municipio; “eso se constata con la gran cantidad de viviendas vacías y lotes sin construir especialmente en los desarrollos como Regatta, Punta Arena, las tres Aldeas y los desarrollos aledaños a las Villas”.

“Nos permitimos manifestar que no estamos en contra del desarrollo y reconocemos que es necesario actualizar el Programa de Desarrollo Urbano de Puerto Morelos. Sin embargo, considerando la fragilidad ambiental del Caribe Mexicano en general y de Puerto Morelos en particular, una vez más exigimos que éste sea de tipo sostenible, respetando el medio ambiente, considerando el equilibrio ecológico y cumpliendo todas las leyes ambientales”, dice la misiva.

Solicitan evitar la construcción en zonas inundables, además de no permitir los desarrollos urbanos con densidades superiores a 30 viviendas por hectárea y conservar la altura de cuatro pisos. El municipio, de menos de 30 mil habitantes, no puede ser “una ciudad desordenada, sin una planeación integral, sin participación social, y regida sin haber un consenso con la ciudadanía”.

Por último, solicitan que las modificaciones al Pdupm vigente se hagan con base en justificaciones técnicas que garanticen un desarrollo urbano sostenible a largo plazo.

Fuente: La Jornada Maya / Ana Ordaz

Moises Montes

Administrador del portal http://peninsulaapeninsula.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *